Evidencias Electrónicas

Textualización de vistas, firma con tinta digital, novedades en la modernización de la Justicia

Justicia lanza tres nuevas herramientas tecnológicas para facilitar el trabajo a jueces y fiscales: una aplicación para cálculo automático de acumulación de condenas, un sistema para textualización de vistas judiciales y una aplicación de firma digital manuscrita con tinta electrónica

El día 19 de noviembre de 2019 el Secretario de Estado de Justicia, D. Manuel-Jesús Dolz Lago, y la Directora General de Modernización de la Justicia, Dª Sofía Duarte Domínguez, presentaron en el Ministerio de Justicia tres aplicaciones informáticas de nuevo desarrollo, en un acto de presentación al que fueron invitadas las asociaciones profesionales de Letrados de la Administración de Justicia.

Se explicaron las utilidades de las aplicaciones para el desarrollo de las labores jurisdiccionales, procesales y las encomendadas al Ministerio Fiscal, poniendo de manifiesto su utilidad para otros operadores jurídicos como los abogados intervinientes en el procedimiento, se destacó el avance tecnológico experimentado en los últimos ocho años y se informó que los nuevos proyectos del Ministerio de Justicia tienen muy presente las utilidades de la inteligencia artificial.

Se presentó la CALCULADORA988, que automatiza los cálculos que deben realizarse para obtener los bloques de sentencias acumulables, en aplicación de los artículos 76 del Código Penal y 988 LECrim, y determinar la procedencia o improcedencia de la acumulación de las condenas, así como la fijación de la pena que debe ser cumplida por el penado. Muestra la combinación más favorable para el reo entre todas las posibilidades.

La aplicación parte de las sentencias grabadas en SIRAJ y obtiene los bloques susceptibles de ser acumulados en documento en formato Word que pueden ser incluido en la resolución, informe o escrito que se esté redactando. En el diseño de la aplicación se ha tomado en consideración, además de las normas legales aplicables, el acuerdo de la Sala Segunda del Tribunal Supremo que las interpreta de manera unificada de fecha 27 de junio de 2018.

Esta calculadora agiliza la gestión de los órganos judiciales, fiscales y de las instituciones penitenciarias en relación a esta materia, e incrementa la fiabilidad del proceso al evitar posibles errores en el cálculo de las acumulaciones. Asimismo, supone un ahorro significativo de recursos al reducir a escasos segundos una operación para la que, en algunos casos, se emplean actualmente hasta varias jornadas.

La implantación de esta calculadora, que se ha testado ya en la Fiscalía Provincial de Madrid, en la Fiscalía del Tribunal Supremo y entre los magistrados de su Sala Segunda, se realizará progresivamente en los órganos judiciales y fiscales del ámbito competencial del Ministerio de Justicia a lo largo del primer trimestre de 2020.

En el segundo semestre de 2020 se prevé su implantación en órganos de Comunidades Autónomas transferidas y en Instituciones Penitenciarias. La formación para el manejo de la aplicación será en línea, a través del centro de atención del usuario en la utilidad “formación express” y también presencial en cada sede.

También se presentó la aplicación informática FIRMA ELECTRÓNICA CON TINTA DIGITAL con el propósito de erradicar el escaneo de documentos que son firmados con firma manuscrita en los órganos judiciales, en comparecencias, actas que se extiendan de actos que no sean susceptibles de documentación audiovisual y documentos equivalentes.

Con este nuevo sistema, la firma se trazará en una tableta, lo que generará un documento electrónico que podrá ser incorporado directamente al expediente digital.

La aplicación supone la conexión del ordenador en el que elabora el documento con una tableta externa que recibe el documento que debe ser firmado. Permite la firma con un útil de escritura tras la visualización el texto de los documentos por los intervinientes. Estos documentos así elaborados se integran en el sistema de gestión procesal correspondiente. La aplicación permite almacenar la información relativa a las características biométricas de la firma por si fuera necesario realizar una prueba pericial de la firma en un momento dado.

Comenzará a utilizarse en Segovia como piloto con una dotación de veinte tabletas.  Su puesta en marcha será progresiva en los órganos judiciales y fiscalías de las comunidades autónomas de Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Illes Balears, Región de Murcia y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla y supondrá, además, una importante inversión en hardware para la puesta a disposición de los dispositivos necesarios.

La directora general de Modernización de la Justicia, Sofía Duarte, durante la presentación de las nuevas herramientas tecnológicas para los juzgados y fiscalía

Por último, se presentó la aplicación informática de TEXTUALIZACIÓN DE VISTAS que permite obtener de forma automatizada el texto de las intervenciones orales que se realicen en juicios, vistas y comparecencias grabadas. Para que los resultados sean eficaces es preciso alimentar la aplicación con frases y modismos para que pueda detectar giros, hablas y peculiaridades idiomáticas y dejarlos reflejados de forma adecuada en la textualización. Así, se informó que ha estado “aprendiendo” en las salas de vistas de Cuenca a fin de que pueda comenzar a rendir como aplicación. Como funcionalidades útiles, permite búsquedas por palabras clave y el copiado y pegado del texto que se obtenga en otros documentos.

En el acto se realizó la presentación de las aplicaciones informáticas y su valoración positiva por parte de los representantes del ministerio de Justicia.

Dolz hizo hincapié en el ahorro de “energía intelectual” que supondrá para los jueces tener a mano este nuevo paquete de aplicaciones, en especial a la hora de calcular con precisión, sin hacer ya “la cuenta de la vieja”, la pena de cárcel que un preso con varias sentencias acumuladas ha de cumplir.

Con experiencia como fiscal en el Tribunal Supremo, Dolz recordó que durante las revisiones de actos llegó a descubrir “prolongaciones indebidas de prisión”, una circunstancia que suponía “un auténtico quebradero de cabeza” porque eran numerosos los casos en los que se vulneraba “el derecho fundamental a la libertad”.

Por su parte, la responsable del área de Modernización aprovechó la breve explicación de cada una de las aplicaciones para resaltar que si bien estas novedades no sustituyen a los modos comunes de trabajar en la carrera judicial, sí servirán de “auxilio” a los juzgados, fiscalías y al conjunto de funcionarios de la Administración de  Justicia.

A la pregunta de si se extendería la implantación de estas aplicaciones en los órganos de las comunidades autónomas con competencias transferidas, se informó que las diferentes administraciones cooperan aportando sus soluciones informáticas a través del CTEAJE (Comité Técnico Estatal de la Administración Judicial Electrónica).

Referencias: