Evidencias Electrónicas

Firma electrónica digitalizada como firma manuscrita

Las evidencias electrónicas de una firma manuscrita digitalizada permiten que se pueda presentar en juicio respaldada por un informe pericial caligráfico como es habitual por la aplicación tradicional de las consideraciones debidas a la firma manuscrita en la normativa procesal.

No se trata de una mera captura del aspecto gráfico de la firma manuscrita del firmante y su inserción en un documento electrónico, sino que se capturan, generan y almacenan suficientes datos para garantizar los principios básicos de una firma electrónica avanzada:

Aunque no hay una forma canónica de realizar este tipo de firmas, en muchos casos el procedimiento es parecido a este:

Si en futuro es necesario demostrar que la firma es atribuible a una persona (o que no lo es), se requiere la aplicación que se encarga de descifrar los datos, capturar las firmas indubitadas y compararlos con la controvertida, con el auxilio del PSCD que custodia las claves privadas.

Para garantizar que los procesos implantados cumplen con las mejores prácticas y son idóneos como prueba, existen servicios de certificación y auditoría de firma digitalizada como los de EADTrust (European Agency of Digital Trust).