Evidencias Electrónicas

Test de Compatibilidad de los sistemas informáticos del ámbito de la Justicia

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) aprobó el 8 de septiembre de 1999 el denominado “Test de compatibilidad“, conjunto de especificaciones en las se fijaba un modelo de datos lógico para conseguir un intercambio de información entre sistemas informáticos de diferentes administraciones con competencias en materia de justicia (asuntos, recursos y exhortos),  así como unos requisitos mínimos de seguridad.

Este marco de especificaciones tiene su origen en la atribución que el artículo 230.5 de la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ), asigna al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que debe asegurar la compatibilidad de los sistemas informáticos de gestión procesal que se utilicen en la Administración de Justicia:

«… Los programas y aplicaciones informáticas que se utilicen en la Administración de Justicia deberán ser previamente aprobados por el Consejo General del Poder Judicial, quien garantizará su compatibilidad.
Los sistemas informáticos que se utilicen en la Administración de Justicia deberán ser compatibles entre sí para facilitar su comunicación e integración, en los términos que determine el Consejo General del Poder Judicial. »

El Título VI del Reglamento 1/2005, de los aspectos accesorios de las actuaciones judiciales (aprobado por Acuerdo del CGPJ de 15 de septiembre de 2005), desarrolla el mandato establecido en el indicado artículo de la LOPJ, estableciendo la creación de la Comisión de Informática Judicial, quién deberá proponer al Pleno del CGPJ la determinación de los elementos que han de reunir los sistemas informáticos que se utilicen en la Administración de Justicia para cumplir las exigencias de compatibilidad necesaria en cuanto a su comunicación, integración y seguridad.

Dicha Comisión estará compuesta por el Vocal delegado para la oficina judicial y la informática, que la presidirá, y por cuatro Magistrados, uno por cada orden jurisdiccional. En este aspecto se mantiene la redacción y contenido del Título VI del anterior reglamento 5/1995.

Para abordar este mandato, como se ha indicado, el CGPJ aprobó el 8 de septiembre de 1999 el denominado “Test de compatibilidad“, en el que se fijaba un modelo de datos lógico para conseguir un intercambio de información entre sistemas (asuntos, recursos y exhortos), así como unos requisitos mínimos de seguridad. También se dejaron establecidas algunas bases esenciales para la elaboración de la estadística judicial. Bases que no fueron posteriormente desarrolladas.

El Pleno del Consejo, en su sesión de 24 de marzo de 2010 aprobó el Módulo Básico del Test de Compatibilidad, de obligado cumplimiento por todos los sistemas de gestión procesal implantados.

Por delegación del Pleno, la Comisión de Modernización e Informática reunida el 11 de enero de 2011 aprobó una nueva revisión del Test de Compatibilidad, que incluye las siguientes novedades:

Acceso a la documentación del Test de compatibilidad